Videoterapia

De profundis (dibujos): un película zen, con historia sencilla, para niños y mayores, que trasforma en su visionado.

Nueve (dibujos): divertida e interesante, por la aportación de cada personaje desde su propia manera de ser, que en ocasiones recordaría a los eneatipos.

Baba Ziz: preciosísima reflexión sobre los caminos que recorremos en los desiertos de nuestra vida, y como llegar a trascender en lo sencillo. Maravillosa música.

Avatar: bella manifestación plástica, con numerosos mensajes ecologistas y espirituales, que animan al despertar de una conciencia superior. Lástima que rellenaran con tanto tiro al más puro estilo vaquero.

Caos Calmo: neurótico italiano se centra y centra.

Despedidas: bellísima demostración de cómo estar centrado y realizarse en los más raros y a la vez sencillos vericuetos de la vida.

Canino: desgarrador relato sobre la programación neurótica y la distorsión de la percepción de la realidad, y sus intentos de huida.

El arte de vivir: funcionario japonés despierta del tedio a la vida.

El club de la lucha: película multidimensional, para todos los públicos, desde el que quiere ver acción, al guapo de Brad Pitt, o profundizar sobre chamanismo, psicoterapia, filosofía y relaciones humanas, de un calado nada usual.

Babel: al final somos todos iguales, y estamos todos interconectados. Tierna y descarnada, imagen y sonido.

Primavera, verano, otoño, invierno: mutatis mutandi.

El Ángel Exterminador, de Buñuel: análisis de los caminos de borrego y su influencia en el inconsciente colectivo, y cómo recuperar contacto para seguir adelante.

El balneario de Battle Creek: curiosa película contracultural de Anthony Hopkins y muchos actores que uno no imaginaría en un entorno así. Ideal para sanar integristas de las terapias alternativas y el puritanismo.

Cisne Negro, bella presentacióndel crudo proceso de asimilación de la sombra.

Sabiduría Garantizada: genial película alemana sin pretensiones, que en tono de comedia explica el camino espiritual en un tono llano y sencillo.

Beautiful Girls: grandes actores jóvenes interpretando Peter Pan en las relaciones de pareja, con miga y calor de amistad.