Videoterapia

De profundis (dibujos): un película zen, con historia sencilla, para niños y mayores, que trasforma en su visionado.

Nueve (dibujos): divertida e interesante, por la aportación de cada personaje desde su propia manera de ser, que en ocasiones recordaría a los eneatipos.

Baba Ziz: preciosísima reflexión sobre los caminos que recorremos en los desiertos de nuestra vida, y como llegar a trascender en lo sencillo. Maravillosa música.

Avatar: bella manifestación plástica, con numerosos mensajes ecologistas y espirituales, que animan al despertar de una conciencia superior. Lástima que rellenaran con tanto tiro al más puro estilo vaquero.

Caos Calmo: neurótico italiano se centra y centra.

Despedidas: bellísima demostración de cómo estar centrado y realizarse en los más raros y a la vez sencillos vericuetos de la vida.

Canino: desgarrador relato sobre la programación neurótica y la distorsión de la percepción de la realidad, y sus intentos de huida.

El arte de vivir: funcionario japonés despierta del tedio a la vida.

El club de la lucha: película multidimensional, para todos los públicos, desde el que quiere ver acción, al guapo de Brad Pitt, o profundizar sobre chamanismo, psicoterapia, filosofía y relaciones humanas, de un calado nada usual.

Babel: al final somos todos iguales, y estamos todos interconectados. Tierna y descarnada, imagen y sonido.

Primavera, verano, otoño, invierno: mutatis mutandi.

El Ángel Exterminador, de Buñuel: análisis de los caminos de borrego y su influencia en el inconsciente colectivo, y cómo recuperar contacto para seguir adelante.

El balneario de Battle Creek: curiosa película contracultural de Anthony Hopkins y muchos actores que uno no imaginaría en un entorno así. Ideal para sanar integristas de las terapias alternativas y el puritanismo.

Cisne Negro, bella presentacióndel crudo proceso de asimilación de la sombra.

Sabiduría Garantizada: genial película alemana sin pretensiones, que en tono de comedia explica el camino espiritual en un tono llano y sencillo.

Libroterapia: Psicoterapia

Psicología de los Enatipos”, de Claudio Naranjo, ed. la Llave, y su versión literaria. Un lujo poder leer ahora lo que antes era conocimiento secreto, reservado para iniciados. Poderosísima herramienta de trabajo.

Vieja y novísima Gestalt”, de Claudio Naranjo. Para profesionales.

Yo, hambre y agresión”, de Fritz Pearls. Para profesionales y eruditos.

Sueños y Existencia. Para profesionales y curiosos.

La locura lo cura”, de Guillermo Borja. Solo para avanzados, trasgresor y muy auténtico.

Terapia Gestalt, la via del vacío fértil”, de Francisco Peñarrubia. Claro y preciso.

Amar o depender” de Walter Riso, obligatorio para parejas que quieren sanear la relación de viejas dependencias lastrantes.

Amor, sexo y salud del corazón”, de Lowen, excelente descripción de las relaciones entre lo psíquico y lo físico, y lo físico, y lo físico.

Libroterapia: Género; Identidad Femenina o Masculina

Ser Hombre”: recopilación de Keith Thompson de textos de grandes intelectuales, filosofos, poetas… Importante para el trabajo de masculinidad y erudición.

Iron John”: explicación psicoanalítica del antiguo cuento, muy reveladora para la masculinidad.

Mujeres que corren con los lobos”, compendio de relatos populares con interpretación psicoanalítica, un poco densa, pero muy potente.

La maternidad y el abrazo de la sombra”, de Laura Gutmann. Necesaria para muchas mujeres.

Libroterapia: Yoga

Hatha Yoga, de Antonio Blay. Buena guía para profundizar.

Tantra: iniciación de un occidental al amor absoluto”. Para conocedores.

EL libro de los chakras” de Ambika Wauters: accesible y muy clarito.

Libroterapia: Filosofía

Tao Te Ching”, obra que debería ser obligada en las escuelas para aprender a gestionarnos en la vida y hacer un camino. Cualquier versión, especialmente interesante la de Alfonso Colodrón, “Tao te Ching al alcance de todos”, con intervenciones de muchos colegas, dentro de los cuales, yo mismo.

Libros de la Sabiduría, de Confucio. Con cuidado de no tragarse ningún introyecto moralista, da buenas referencias para aquellos interesados en el poder, y que no quieren morir en el intento.

Zen, su historia y enseñanzas”, de Osho. Un Osho centrado nos explica con sencillez y claridad lo que no se puede explicar.

Practicando el poder del ahora”: Eckhart Tolle. Claro, conciso, y … necesario.

El tao de la salud, el sexo y la larga vida”. De Daniel Reid. Interesante compendio taoista, con ejercicios, pautas, y directrices, incluso de alimentación.

No hay secretos” de Wolf Lowental, sobre la vida y práctica del maestro de Tai Chi, Chen Man Ching.

Libroterapia: Ficción con Mensaje

La princesa que creía en los cuentos de hadas”, de Marcia Grad. Y “El caballero de la armadura oxidada”, de Bob Fisher. Para empezar proceso, o recordar retomarlo…

¿Dónde está mi queso?”, ideal para empresas y duelos, aprendiendo a fluir con la vida.

Antes, cuando Venecia no existía”, de Victoria Pérez Escrivá. Preciosos cuentos con trasfondo surrealista-psicoanalítico.

Caos Calmo”: entretenida y conmovedora ficción bastante real.

Seda”, de Baricco. En italiano produce el efecto de las grandes obras, llega al centro, conmueve, relaja, apacigua, envuelve… terapia zen con ficción.

Siddharta” de Herman Hesse, otra obra obligada para el colegio, y la universidad, y la tercera edad… Cómo ir hasta el fin del mundo para volver a Casa.

Las puertas de la percepción”, de Aldous Huxley, obligada para los que quieren ir más allá, sin perder el rumbo ni la intención.

Un mundo feliz”, de Aldous Huxley, para descalabrar idealistas trasnochados.